Mecenatge

mecenas1_1742x2000Cayo Mecenas (68-8 a. C.), noble romano, confidente y consejero político de César Augusto, fue un importante impulsor de las artes, protector de jóvenes talentos de la poesía y amigo de destacados autores como Virgilio y Horacio. Su dedicación artística acabó por hacer de su nombre, Mecenas, un sinónimo de aquel que fomenta y patrocina las actividades artísticas desinteresadamente.

La actividad de mecenazgo ha existido a lo largo de la historia, si bien el mecenas moderno aparece en el Renacimiento. En esta época, los mecenas fueron sin duda figuras cruciales para el avance cultural y social de occidente, ya que gracias a ellos Europa se convirtió en la cuna de las artes.

Actualmente, el mecenazgo cultural es la participación de la ciudadanía en la conservación y enriquecimiento del Patrimonio Cultural Español. La contribución de entes privados se reconoce en nuestra normativa a través de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo. A efectos de esta Ley, se entiende por mecenazgo la contribución privada a la financiación de actividades de interés general.

Y ahí es donde te necesitamos. ¿Quieres ser mecenas?

Nuestra Fundación está embarcada en multitud de proyectos encaminados a la protección y puesta en valor del Patrimonio Cultural que necesitan de tu colaboración para llevarlos a cabo. 

Te proponemos unos ejemplos de aportaciones e incentivos fiscales a través del micromecenazgo que te pueden interesar:

Si eres persona física:

  • Micromecenazgo: los primeros 150 euros donados tienen una deducción del 75% en la cuota íntegra del IRPF.
  • La cantidad donada que exceda de 150 euros tiene una deducción del 30% en la cuota.
  • Fidelización: en las donaciones se podrá aplicar una deducción del 35% (en vez del 30% general) siempre que se hayan efectuado donativos por la misma o mayor cantidad a la misma entidad en los dos periodos impositivos inmediatos anteriores.
  • La deducción tiene un límite del 10% de la base liquidable en el IRPF.

Si eres empresa:

  • La cantidad donada tiene una deducción en la cuota del Impuesto de Sociedades del 35%.
  • Fidelización en las donaciones: se podrá aplicar una deducción del 40% (en vez del 35% general) siempre que se hayan efectuado donativos por la misma o mayor cantidad a la misma entidad en los dos periodos impositivos inmediatos anteriores.
  • La deducción tiene un límite del 10% de la base imponible del periodo impositivo. Las cantidades que excedan de este límite se podrán aplicar en los periodos impositivos que concluyan en los diez años inmediatos y sucesivos.

Pongamos un ejemplo:

Si una persona física dona 150 euros a la Fundación:

  • El contribuyente se deduce 112,5 euros en su IRPF (el 75% de la cuota).
  • Es decir, el coste de una donación de 150 euros es realmente de 37,5 euros. Por tanto, la Fundación recibe 150 euros, de los cuales 37,5 vienen del donante y 112,5 son una subvención indirecta de Hacienda.

Si dona 500 euros:

  • De los primeros 150 euros se deduce el 75%, por lo que el contribuyente recupera 112,5 euros.
  • De los restantes 350 euros se deduce el 30%, por lo que el contribuyente recupera 105 euros.
  • Por tanto, en total el contribuyente recupera 217,5 euros.

No lo olvides, tu apoyo puede marcar la diferencia. Porque todo el mundo tiene un papel que desempeñar.

Si deseas conocer en detalle la información relativa a los beneficios fiscales en vigor, descarga el PDF emitido por la Unidad de Cultura y Mecenazgo a través de este link.

SelloCulturaMecenazgo.pngFer una donació